Jornada Ciudadanía Conectada

viernes, 12 de noviembre de 2010

Nuestra privacidad digital también se juega en la calle

Un hombre de 27 años ha eludido penas de prisión en Prescott (Arizona, EEUU) tras haber sido encontrado culpable de haber enviado fotos de sí mismo desnudo al celular de una chica de 13 años.

El envío de sexting se descubrió en Junio al encontrar la madre de la chica las fotos en el teléfono de su hija.

Según ha afirmado el acusado, consiguió el teléfono de la menor, vecina suya, al oír casualmente su número en una conversación ajena, aunque afirmó no saber a quién pertenecía exactamente ni cuántos años podría tener.

La policía ha explicado que la chica le correspondió enviando fotografías suyas desnuda.

Si el hombre viola la libertad condicional por 10 años a que ha sido condenado por corrupción de menores, podría ir a la cárcel por 15.

Fuente: Phoenix New Times

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada